Nuestra Historia

Nuestra mejor herencia es la receta secreta de las Tejas Dulces de Sevilla que ha ido pasando de generación en generación.

Imagen de principios de S. XX de la Plaza del Pan, emplazamiento actual de nuestra tienda.

La Plaza del Pan en 1928, emplazamiento de nuestra tienda en la actualidad.

La confección de dulces artesanos elaborados con el mayor de los mimos es una constante en varias generaciones de nuestra familia. En los años 30, nuestra bisabuela Francisca era ya una experta repostera que obsequiaba a familiares y amigos con este dulce elaborado a partir de una suave pasta de almendra y cuya receta se perdía en la repostería tradicional sevillana. Lo que empezó siendo una forma de agasajar a los más cercanos, fue evolucionando y creciendo hasta convertirse en lo que somos hoy: una empresa familiar que recupera la tradición de la elaboración artesanal de este dulce que una vez fue característico de Sevilla y que a muchos trae dulces recuerdos de su infancia. Hoy seguimos elaborándolas con la receta original, sin prisas, sin maquinaria industrial, haciendo a mano cada una de las tejas y hemos incorporado a la variedad clásica de almendra nuevos sabores como el coco y el pistacho.

¿Te casas? Pon en tu boda Tejas Dulces de Sevilla

Hemos diseñado un formato especial para que puedas deleitar a tus invitados con las Tejas Dulces de Sevilla. Las podréis disfrutar como recién hechas en el brindis, con el café, con una copa…en cualquier momento de la celebración sin que pierdan ni una pizca su aroma ni ese puntito crujiente que las hace irresistibles.

Para solicitar información, escríbenos a lola@tejasdulces.com